La taurina (Nombre IUPAC: Ácido 2-amino-etano-sulfónico) es un aminoácido que contiene azufre, que no pertenece al grupo de los 20 aminoácidos proteinogénicos. La taurina se sintetiza en el hígado a partir de la cisteína, metionina y vitamina B6. Es esencial para los niños pequeños y los bebés prematuros.

La taurina es el segundo aminoácido más abundante que se encuentra en el fluido intracelular (citosol), entre los aminoácidos libres. La glutamina es el aminoácido con la concentración más alta. La retina, el sistema nervioso central, los linfocitos y los trombocitos (plaquetas) tienen un contenido particularmente alto de taurina.

La bebida energética Red Bull® anuncia taurina como uno de sus ingredientes. Una lata de esta bebida (250 ml) contiene aproximadamente 1 g taurina. Sin embargo, el efecto estimulante no es debido a la taurina, sino a la cafeína, que también contiene la bebida.

Funciones de la taurina

La taurina es un antioxidante potente. También está implicado en la transmisión del impulso nervioso, la estabilización de la membrana celular y los procesos del sistema inmune. La taurina es particularmente eficaz en la inhibición de la oxidación de los lípidos (grasas) y de ese modo es capaz de proteger la retina del daño oxidativo.

La taurina es un elemento clave en el metabolismo del azúcar en la glucólisis y gluconeogénesis

Ojos / Protección de la retina

Los fotorreceptores de la retina tienen la mayor concentración de taurina en comparación a cualquier otra parte del sistema nervioso. Se presume que la taurina ayuda a neutralizar la oxidación (destrucción) de ácidos grasos poliinsaturados (omega-3, DHA, y EPA) en la retina y por lo tanto protege a los fotorreceptores. El agotamiento de las reservas de taurina en pruebas con animales supuso la destrucción de los fotorreceptores.

Tomar una dosis diaria de 500 a 2000 mg de taurina es recomendable en casos de degeneración macular relacionada con la edad (AMD) o cataratas. Además, la suplementación debe también incluir ácidos grasos omega-3 y antioxidantes, especialmente, los carotenoides luteína y zeaxantina.

Diabetes Mellitus

En comparación con los individuos sanos, loa diabéticos muestran un menor nivel de taurina. Por lo tanto, la taurina suplementaria podría tener efectos positivos sobre los efectos de niveles elevados de azúcar en sangre, como la retinopatía diabética.

Sistema inmunológico

Las células sanguíneas leucocitos y trombocitos contienen altas concentraciones de taurina. Por lo tanto, la taurina puede estimular las actividades del sistema inmunológico, tales como la liberación de interleucina-1.

1

Aumento del volumen sistólico del corazón

La ingestión de 1 gramo de taurina se ha demostrado que aumenta el volumen sistólico del corazón en un 20% en la fase de recuperación después de la actividad atlética. 2 Por lo tanto, algunos atletas beben una lata de Red Bull® después del entrenamiento.

Dosis de taurina

Los farmacéuticos y nutricionistas recomiendan dosis entre 200 y 500 mg al día como profilaxis general. Si está padeciendo diabetes, enfermedades oculares o fibrosis quística, o participa en competiciones deportivas, puede ser recomendable dosis superiores a 500 mg hasta un máximo de 4000 mg al día. 3 Las dosis, sobre todo las de más de 500 mg, deben distribuirse durante el trascurso del día y tomarse entre comidas.

Efectos secundarios

Como todos los otros aminoácidos, la taurina generalmente se considera un ingrediente activo seguro. Se reconoce como no tóxico y puede ser fácilmente almacenado. Las dosis superiores a 2000 mg pueden causar irritaciones estomacales por reacción a la luz (rara vez).

Los epilépticos sólo deberían tomar taurina bajo la supervisión de un médico ya que se han observado como efectos secundarios al tomar taurina, dolores de cabeza y náuseas en aquellas personas que sufren de epilepsia.

Referencias:

  1. Gröber, U.; “Orthomolekulare Medizin” (Orthomolecular Medicine); 2008; pp. 204
  2. Bau, W., Weiss, M., “The influence of Taurine containing drink on cardiac parameters before and after exercise measured by echocardiography”, Amino Acids (2001), 20(1): pp. 75-82
  3. Gröber, Uwe; “Mikronährstoffe. Metabolic Tuning – Prävention – Therapie” (Micro-nutrients. Metabolic Tuning – Prevention – Therapy; 3rd Edition) 3. Aufl. 2011; S. 341
Share and help your friends!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share on Tumblr
Tumblr