La artritis es un cajón desastre para varias enfermedades degenerativas e inflamatorias de las articulaciones, que causan dolor. La osteoartritis es como normalmente se presenta la artritis y se debe al desgaste de las articulaciones. La osteoporosis se refiere a la disminución de la densidad ósea. Al envejecer, los problemas musculoesqueléticos comienzan a afectar a casi todo el mundo. Desde que la esperanza de vida ha aumentado a más de 80 años, la artrosis y la osteoporosis se han convertido en las enfermedades clásicas relacionadas con la edad.

El riesgo y la progresión de la osteoartritis y la osteoporosis dependen en gran parte de la dieta y el ejercicio.

Osteoartritis

El azufre es el elemento principal en la producción de cartílago. Muchos informes sugieren que no consumimos suficientes aminoácidos que contienen azufre en nuestra dieta diaria.

1 La cantidad de azufre necesaria para el cuerpo aumentan con la edad, mientras que, al mismo tiempo, la absorción de los aminoácidos que contienen azufre se vuelve menos eficiente. 2

Los aminoácidos metionina y cisteína son ricos en azufre. Los azufres orgánicos (MSM) son también una buena opción para tomar como suplemento nutricional.

Metionina: esencial, rico en azufre

La metionina y la osteoartritisLa metionina es un aminoácido esencial. Lo que significa que no puede ser sintetizado por nuestro cuerpo pero se debe ingerir en la dieta. Como poseedora de azufre, la metionina es de gran importancia para aquellos que tienen las articulaciones afectadas. Ya que el cartílago contiene tres veces más azufre que cualquier otro tejido del cuerpo. 3

La suplementación externa con azufre ha existido durante milenios en forma de baños de azufre. De este modo, el azufre se absorbe a través de la piel lo que aporta beneficios antiinflamatorios. 4

Cisteína y metionina

Hay dos aminoácidos importantes que contienen azufre: metionina y cisteína. La cisteína tiene propiedades antioxidantes y protege a las células del estrés oxidativo. También estimula al sistema inmunológico 5 y ayuda a proteger las estructuras de las proteínas. Además, la cisteína es importante para la síntesis del colágeno así como la producción de músculo. 6 Por ello hay una relación entre la cisteína y una baja masa ósea (osteoporosis). 7

Como importante portador de azufre, la cisteína también tiene la capacidad de unirse a metales pesados del cuerpo y convertirlos en inocuos. Nuestro organismo es capaz de convertir la cisteína en metionina y viceversa. Esto se debe a que la cantidad de cisteína y metionina ingerida es importante.

MSM (Metilsulfonilmetano)

Aminoácidos para la salud de las articulacionesEl MSM también es conocido por poseer azufre. Varios estudios han mostrado que también tienen propiedades antiinflmatorias. En un estudio, científicos estadounidenses encontraron que el MSM podría mejorar la flexibilidad articular y el dolor, así como reducir el desgaste de los cartílagos. 8 Los efectos fueron significativamente mejor en el grupo que recibió MSM que en el grupo control (que recibieron un placebo). MSM en combinación con la glucosamina logra mejores resultados que ellos solos.

Sin efectos secundarios observados incluso con las dosis más altas de MSM. 9 En estudios con animales, MSM resultó ser seguro incluso durante el embarazo. 10

Glucosamina y Condroitina

La glucosamina y la condroitina comúnmente son recomendados para la osteoartritis. Estos dos aminoácidos forman parte de la matriz del cartílago, la estructura básica del cartílago. Esta estructura retiene líquidos que ayudan a absorber los golpes en las articulaciones. A causa de su probada eficacia, la glucosamina y la condroitina se prescriben a menudo como un medicamento. Ya que son bien tolerados y generalmente se consideran inofensivos, también están disponibles como suplemento nutricional.

Si estos nutrientes de las articulaciones se toman como suplemento, también se pueden combinar con aminoácidos en forma libre, vitaminas y minerales sin estudios sobre la eficacia de cada combinación. Como resultado, la selección de productos es bastante extensa. Hay muchas opciones en términos de dosis y composición.

Ácidos grasos Omega-3: DHA y EPA

Osteoartritis y aminoácidosNutricionistas, incluyendo el EDGE (Deutsche Gesellschaft fuer Ernaehrung (Consejo de Nutrición Alemán)), recomiendan comer pescado rico en omega-3 dos veces por semana. El pescado tiene un alto valor nutricional gracias a su contenido en proteínas y aminoácidos, así como ácidos grasos omega-3. Los dos ácidos grasos omega-3 EPA y DHA (ácido eicosapentaenoico y ácido docosahexaenoico) son importantes en procesos metabólicos, sólo pueden encontrarse en grandes cantidades en ciertos pescados, y no pueden ser sintetizados por el cuerpo. Tienen efectos positivos sobre los niveles de lípidos en sangre,los vasos sanguíneos y el desarrollo de las células nerviosas (importantes para los ojos durante la vejez y el embarazo). También tienen un efecto modulador en el equilibrio de los ácidos grasos del cuerpo.

En un estudio con 177 pacientes con artritis en las rodillas, se descubrió que la combinación de los ácidos grasos omega-3 DHA y EPA con glucosamina y condroitina obtuvo un 27 % de resultados mejores que los suplementos únicamente con glucosamina y condroitina. 11

Mientras que los ácidos grasos de la carne (ácidos grasos saturados) tienen un efecto inflamatorio, los ácidos grasos omega-3 del pescado tienen propiedades antiinflamatorias. El consejo nutricional para articulaciones saludables: comer carne menos grasa (salchichas y jamón) y más pescado rico en omega-3.

Osteoporosis

Articulaciones de la rodilla y aminoácidosDespués de la segunda etapa, la osteoartritis se da a conocer a través del dolor y la limitada flexibilidad en las articulaciones. La osteoporosis, por otro lado, es más insidioso. La pérdida de masa ósea no se nota ya que la osteoporosis no es dolorosa y no tiene síntomas, hasta que el hueso se rompe.

Puede romperse un brazo o muñeca. Sin embargo, a menudo es la cabeza del fémur o una vértebra lo que se rompe, dando lugar a meses de reposo en cama.

Prevención de la Osteoporosis

Una vez que los huesos se hayan vuelto frágiles, el daño ya no se puede revertir en un corto período de tiempo. Se necesitan años de esfuerzo coordinado incluyendo ejercicio, dieta, suplementos nutricionales (vitamina D, vitamina K, calcio, y magnesio) y tal vez incluso la medicación para fortalecer el tejido óseo nuevo.

De ahí que en la prevención esté la clave. La profilaxis de la osteoporosis debe comenzar a los 40. Los huesos frágiles tardan muchos años, incluso décadas en desarrollarse. Las mujeres son más propensas a la osteoporosis que los hombres, y pierden masa ósea, especialmente después de la menopausia.

Vitamina D

Ejercicio y OsteoartritisLa vitamina D juega un papel principal en el metabolismo del calcio y es crucial en el mantenimiento del hueso. También está implicado en otros procesos metabólicos y es importante para el sistema inmunológico. La vitamina D apenas se encuentra en los alimentos. Incluso una dieta estricta con alimentos que la contengan en concentraciones más altas no proporcionaría cantidades suficientes de vitamina D.

En teoría, podríamos sintetizar suficiente vitamina D en la piel, pero eso requiere de una exposición al sol. En verano, dejando al descubierto brazos y piernas durante 30 minutos al día al sol del mediodía es suficiente. Sin embargo, ya que la mayoría de nosotros debemos aplicarnos protector solar para la protección contra el cáncer de piel, la capacidad de la misma para producir vitamina D se reduce en un 95%.

En invierno, cuando el sol está en un ángulo inferior, la cantidad de luz ultravioleta que nos llega es insuficiente. Este factor, combinado con ropa gruesa, hace que sea prácticamente imposible producir suficiente vitamina D. Por consiguiente, varios estudios independientes apuntan a una deficiencia en vitamina D en general: entre el 60% y el 90% de la población muestran significativamente bajos niveles de vitamina D en sangre y han documentado déficits de vitamina D.

El DGE recomienda tomar 10 μg diarios, después de los 50, esta cifra aumenta hasta 20 μg de vitamina D3 diariamente.

Vitamina K

La vitamina K es una vitamina liposoluble que es un elemento clave en la estructura ósea. Ayuda a regular la osteocalcina, que es responsable de la síntesis y la descomposición ósea. 12 La vitamina K es segura como suplemento. Incluso en dosis superiores a 4000 µg al día, sin efectos tóxicos observados. La cantidad diaria mínima recomendada de vitamina K es 75 μg.

Calcio

Junto el magnesio, el calcio es la sal mineral que construye la estructura ósea y determina su densidad. Un déficit de calcio crónico, combinado con un déficit en vitamina D, es la principal causa de la osteoporosis.

Una revisión sistemática de 59 estudios para determinar si la suplementación con calcio consigue que los huesos sean más fuertes trajo resultados cuestionables. 13 Los productos lácteos como el queso son excelentes portadores de calcio y deben formar parte de la dieta de manera regular.

Leer más aquí

¿Qué productos son compatibles con la salud ósea y articular?

Una dieta adecuada puede apoyar al sistema músculo-esquelético. Estos productos son bien conocidos en toda Europa y recomendables.
Leer más aquí

El ejercicio es clave para la prevención de la osteoartritis y la osteoporosis

Ejercicio con osteoartritis y osteoporosis

Practicar ejercicio suficiente es muy importante para el sistema músculo-esquelético: músculos, ligamentos, tendones, articulaciones y huesos trabajan, entrenan y se fortalecen juntos. Como dice el dicho: “usarlos o perderlos”. Sin embargo, tendemos a ir en coche, bus o taxi incluso para distancias cortas y usar el ascensor en lugar de las escaleras para unas pocas plantas.

Sin ejercicio nuestros músculos seguirán deteriorándose. Como consecuencia los músculos ya no pueden proporcionar un apoyo adecuado a las articulaciones, y los huesos y las articulaciones se fuerzan en exceso.

El cartílago recibe los nutrientes que necesita a través de los fluidos de la articulación, no a través de los vasos sanguíneos. Con el fin de que el cartílago sea capaz de regenerarse por sí mismo, los nutrientes contenidos en el líquido de la articulación tienen que ser masajeados en la articulación. Esto ocurre gracias a la práctica de ejercicio regular.

Los huesos también sufren si no hace ejercicio. Poner un poco de tensión en la estructura ósea estimula a los osteoblastos para producir masa ósea. Esto se puede lograr con un trote ligero, caminar rápido o ejercicios con pesas pequeñas.

Hay una gran cantidad de ejercicios con este fin el de la prevención, así como terapias para los problemas en las articulaciones y en los huesos débiles.

Bibliografía:

  1. Nimni ME, Han B, Cordoba F.; “Are we getting enough sulfur in our diet?” Nutr Metab (Lond). 2007;4:24.
  2. Young VR: Protein and amino acid metabolism with reference to aging and the elderly.” Prog Clin Biol Res 1990, 326:279-300
  3. Ammann, P., Laib, A., Bonjour, J.-P., Meyer, J. M., Rüegsegger, P. & Rizzoli, R. (2002); “Dietary essential aminoacid supplements increase the bone strength by influencing bone mass & bone microarchitecture in an isocaloric low-protein diet”, Journal of Bone and Mineral Research, Volume 17, issue 7, (pp.1264-1272)
  4. Sukenik S, Buskila D, Neumann L, Kleiner-Baumgarten A, Zimlichman S, Horowitz J: “Sulphur bath and mud pack treatment for rheumatoid arthritis at the Dead Sea area.” Ann Rheum Dis 1990, 49:99-102.
  5. Grimble RF: The effects of sulfur amino acid intake on immune function in humans. J Nutr 2006, 136:1660S-1665S
  6. Lands LC, Grey VL, Smountas AA: “Effect of supplementation with a cysteine donor on muscular performance.” J Appl Physiol 1999, 87:1381-1385.
  7. Baines M et al.: The Association between cysteine, bone turnover, and low bone mass; Calcif Tissu Int. (2007)
  8. Brien S, Prescott P, Bashir N et al. Systematic review of the nutritional supplements dimethyl sulfoxide (DMSO) and methylsulfonylmethane (MSM) in the treatment of osteoarthritis. Osteoarthritis Cartilage. 2008;16(11):1277-88
  9. Magnuson BA, Appleton J, Ames GB. Pharmacokinetics and distribution of 35S methylsulfonylmethane following oral administration to rats. J Agric Food Chem. 2007;55(3):1033-8
  10. Magnuson BA, Appleton J, Ryan B et al. Oral developmental toxicity study of methylsulfonylmethane in rats. Food Chem Toxicol. 2007;45(6):977-84
  11.  Grünwald J et al, “Effect of Glucosamine sulfate with or without omega-3 fatty acids in patients with osteoarthritis”, Advances in Therapy, Vol. 26 (2009), Issue 9, Seite 858-871 – Saber más en: http://vitamine-ratgeber.com/glucosamin-und-omega-3-fettsauren-zusammen-optimal-gegen-arthrose/
  12. Booth SL et al.; “Vitamin K intake and bone mineral density in women and men”; Am J clin Nutr 2003;77, 512.
  13. Bolland / Reid / Tai; “Calcium intake and bone mineral density: systematic review and meta-analysis”; 2015; BMJ 2015;351:h4183; http://www.bmj.com/content/351/bmj.h4183
Share and help your friends!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share on Tumblr
Tumblr